En realidad, el término Informática esconde una gran mentira. Todos los trabajos que abarca la palabra son realmente profesiones diferentes, incompatibles o tan alejadas entre sí como puede estar el conductor de un vehículo al proveedor de bujías.
A esto hay que añadir la complejidad de una tecnología en vertiginosa evolución que hace que sectores completos del conocimiento se queden obsoletos, mientras que nuevos mercados y necesidades profesionales nazcan continuadamente.
Por ello este artículo debe ser leído teniendo en cuenta la fecha de su redacción y el momento tecnológico de las Ciencias de la Información. Porqué, seguramente, en poco tiempo parte de él quedará desfasado.
Tengo buenos motivos al sostener que bajo el paraguas de la Informática se realiza una simplificación muy negativa de todas las especializaciones que se incluyen. Y que aún demasiada gente confunde con el mando de la tele, el ordenador de casa y el fax.
Con el objetivo de aclarar un poco el panorama para aquellos que estén en un momento de tener que elegir, quiero detallar por encima las principales y más genéricas especializaciones que existen en el mercado laboral actualmente.
Técnico de Microinformática
Posiblemente esta sea la profesión por donde todos hemos empezado de forma amateur, hasta que se ha convertido en un verdadero suplicio (para mi).

Los ordenadores, los sistemas operativos que corren y todo el ecosistema de software que soportan, implican de manera inequívoca que tarde o temprano van a surgir problemas de rendimiento, seguridad o funcionamiento.

El estudio continuo es seña de identidad de la profesión.

Así, desde la configuración de las impresoras, la limpieza de virus y malware, instalación y configuración de todo tipo de software, asesoramiento sobre aplicaciones, etc., todo ello es la labor diaria de estos especialistas.

Además, por alguna razón, la mayoría de los usuarios incluye a prácticamente todos los dispositivos electrónicos como parte de la “Informática”, y las peticiones de arreglos de la TV, del mando del aire acondicionado o del Fax, ya son legendarias.

Como si fuera poco, la totalidad de los familiares (hasta el decimoquinto grado de parentesco), amigos, conocidos y allegados a cualquiera de los anteriores, se siente en la plena convicción que “como nos gusta ser friki de la informática” nos puede pedir sin rubor que gastemos horas de nuestro tiempo libre en arreglar los problemas de su equipo… sin remuneración alguna por supuesto.
Técnico de hardware
Montar ordenadores parece, en estos tiempos de manuales y conectores sin posibilidad de error, algo sencillo. Pero no lo es.

Primero por la variedad de modelos, estándares y excepciones que aún nos encontramos en cada caso. Segundo porque en este trabajo también se incluyen todos aquellos dispositivos que acompañan a la unidad central, como pueden ser monitores, teclados, ratones, periféricos, etc.

A continuación entraríamos en el mundo de la asistencia técnica, que es el remover cielo y tierra para volver a hacer funcionar una máquina con más años que el coche del dueño, y de la cual el fabricante se olvidó hace demasiado tiempo. Aquí también entrarían servicios como el montaje físico de las infraestructuras, incluso del cableado.

Como en casi todo lo relacionado con la informática, la evolución de los componentes obliga a un estudio y práctica constante.

Por ejemplo, solamente en la última década, los zócalos de los dos principales fabricantes de microprocesadores han ido evolucionando de forma que son incompatibles con las versiones anteriores; y esto lo debe saber el profesional, para poder elegir la placa base que soporte esta configuración.
Administración sistemas
La infraestructura actual de los sistemas de información se ha convertido en un valor crítico para todas las empresas y para la vida de la Sociedad de la Información.

Fallos en servicios como el correo electrónico, el almacenamiento de datos o en las comunicaciones, son eventos que tienen un impacto muy severo en la existencia de las empresas y de los individuos que desarrollan su labor en ellas. Al mismo tiempo estos son sistemas inherentemente complejos, por lo cual se necesita profesionales especializados en la configuración, gestión, control, mantenimiento y actuaciones ante incidencias.

Aquellos, que conozcan el sistema y/o sus componentes en profundidad para asegurar un funcionamiento constante y sin incidentes que puedan interrumpir o degradar el servicio.

Que deben tener conocimientos de hardware, sistemas operativos, telecomunicaciones, y administración avanzada de todo el software que se utiliza en la infraestructura, especializándose a su vez en las “piezas” del sistema.
Telecomunicaciones
Estos profesionales se dedican a todo lo relacionado con los sistemas de telecomunicaciones de las compañías.

Configurar, mantener, gestionar y resolver problemas en redes de telecomunicaciones con niveles de complejidad superpuestos, estrictos requerimientos de prestaciones y seguridad, construidas con todo tipo de hardware, tipos de enlaces, tipo de software y la mezcla de todos ellos.

Es necesario un conocimiento exhaustivo de redes de comunicaciones, junto con experiencia en el software y hardware que componen la infraestructura, además de formación suficiente para el diseño de redes de datos.

DBA
El administrador de base de datos es un profesional especializado en la configuración, optimización y explotación de las bases de datos de una infraestructura de persistencia de la información.

No solamente es capaz de instalar y configurar el conjunto de aplicaciones que componen el motor de la base de datos y las herramientas auxiliares, si no también configurar y optimizar su funcionamiento.

De los DBA se espera un conocimiento profundo del lenguaje de consultas (SQL, etc.) y de las herramientas de gestión y control asociadas al “tuneado” del sistema para obtener el mayor rendimiento posible.

Sin duda, la mayor complejidad a la que se enfrentan es que no solamente cambia continuadamente la tecnología, sino también la estructura, los datos y las circunstancias de cada momento, debiendo realizar actuaciones constantes para mantener el sistema en el punto óptimo.

Desarrollo
Con “programador” se ha metido en el mismo saco roles y especializaciones muy diferentes que, aun teniendo el nexo en común del construir aplicaciones de software, llegan a ser incompatibles en su aplicación.
Desarrollador

Especialista en uno o más lenguajes de programación, con conocimientos amplios de arquitectura de software y metodologías de desarrollo de software. Tiene tantas especialidades como piezas conforman una aplicación: Experiencia de Usuario, interfaz gráfico, Servicios, Backend, Persistencia, y un largo etc. Aquí incluyo a los antiguos Analistas Funcionales y Arquitectos, que cada vez tienen menos sentido en los equipos moderno multidisciplinares y auto gestionados.
Team leader
Es un desarrollador senior, que ha adquirido responsabilidades de gestión técnica de proyectos. Debe tener capacidades de liderazgo, de gestión de equipos, de gestión de clientes y de toma de decisiones. Cuando los reportes a Dirección superan el tiempo dedicado a asuntos tecnológicos, se les llama Jefe de Proyectos y abarcan responsabilidades de gestión económica y de reporte de proyectos.
Seguridad
Actualmente la seguridad se ha convertido en una obligación, además de una necesidad, para cualquier empresa o particular, al estar todos conectados de forma prácticamente permanente a alguna red de comunicaciones.

Principalmente los profesionales se dedican a ser “defensores” frente a los ataques realizados contra los sistemas de información. Para ello deben tener conocimientos profundos como “atacantes” y así poder reconocer, evitar o bloquear las intrusiones.

La informática requiere de vocación, esfuerzo y trabajo

Se espera que tengan una formación muy profunda de las tripas de los sistemas operativos, de todos los protocolos de transporte de información, y de aquellas herramientas que tengan utilidad en cualquiera de las dos posiciones.

Pero no solo han de ser capaces de detener o evitar un ataque. También deben detectarlo, lo cual no es sencillo en mucho casos, y poder realizar la llamada Investigación Forense, en donde se recopila todas las trazas dejadas por el atacante para localizarlo, identificarlo, anularlo o, en muchos casos, ayudar a que dé con sus huesos en la cárcel.

Formación y otros
Un sector como el de la informática, con una necesidad continuada de estudio a causa de la evolución constante de la tecnología, obviamente requiere de formadores que hagan accesible la información a los profesionales o al usuario. Lo que se requiere es capacidad de expresión, control de las técnicas formativas y un conocimiento exhaustivo de la materia a tratar, para poder contestar todas las dudas y preguntas de los alumnos. Además, en muchos casos (al igual que los pilotos de avión), se debe estar certificado en todas y cada una de las materias que se vayan a impartir e, incluso, por el propio fabricante.
Aun cuando parezca ya muy lejano de la Informática, en los siguientes trabajos está muy valorados los profesionales técnicos por el valor que aporta la experiencia y formación.
Pre venta
Orientado a apoyar a las ventas, se encarga de realizar la documentación de las ofertas técnicas, de ayudar a los comerciales en las reuniones y a gestionar el arranque de los proyectos. Comúnmente son puestos que se nutren de Jefes de Proyectos o Team Leaders.
Comercial
Vendedor puro. Pero si tiene un bagaje técnico ofrece un discurso más coherente y puede aprovechar oportunidades no relacionadas con la licitación, pero si con la tecnología que maneja la empresa. Evitando, además, trampas de plazos o costes derivadas de la falta de experiencia personal.
Divulgador
Ya sea oral o escrita, la divulgación es parte fundamental de la Sociedad de la Información. Son personas, que realizan la labor de difusión de la “Informática” en diferentes medios de comunicación, y que se requiere cada vez más que sean conocedores en primera mano de la información que emiten.